Cuidados Monstera adansonii



Cuidados Monstera adansonii
Me encantan las miniaturas y la Monstera adansonii la veo como la versión pequeña de la Monstera deliciosa, de la que ya les he hablado anteriormente, y por esa razón me parece tan tierna.

A diferencia de la Monstera deliciosa, las fenestraciones foliares aparecen desde que la planta es pequeña y no es necesario que sea un ejemplar maduro para ver una gran cantidad de agujeros en las hojas. Las hojas, mantienen una forma ovalada sin que las perforaciones alcancen y rompan los bordes.

Es una planta muy fácil de cuidar, agradecida y de crecimiento rápido. Si en casa no tienes el espacio suficiente para cultivar a su hermana mayor, la Monstera deliciosa, ésta será una gran alternativa. Aunque si puedes ¡te recomiendo tener a las dos! para sentirte en una verdadera selva trópical.

Cuidados Monstera adansonii


- Iluminación: puedes ubicarla en un lugar con semi sombra o con luz brillante, sin que reciba rayos directos de sol, aunque algún rayo de la mañana no le hará daño.

- Temperatura: la temperatura ideal para esta planta trópical es a partir de los 18°C. No debe estar a menos de 10°C en invierno.

- Riego: se debe mantener el sustrató húmedo pero no encharcado porque ocasionaría el pudrimiento de las raíces.

- Humedad: necesita de una humedad elevada, lo que se puede lograr pulverizando las hojas con frecuencia, esto variará según la humedad ambiental. Por ejemplo, en invierno cuando la calefacción está encendida o en verano cuando las temperaturas sean altas. Otro método es apoyar la maceta sobre piedras mojadas.

- Desarrollo: como mencioné anteriormente crece con rápidez, la hojas aparecen enrolladas como si fueran pequeños tabacos y suelen abrirse rápidamente. Puede cultivarse como una planta colgante desde el techo o en una estantería. Yo la tengo en una base que, de momento, le proporciona suficiente altura. También puede ser una planta trepadora si le das algún soporte como, por ejemplo, una una barra de musgo.

- Limpieza: con un paño húmedo hay que limpiar con mucha delicadeza. Las hojas son muy finas y perforadas, por lo que fácilmente se pueden rasgar.

- Trasplante: cuándo las raíces salgan por los agujeros debajo de la maceta se debe trasplantar. Si la dejas colgando y las raíces no pueden sostener las ramas con firmeza, por el peso de las hojas, puedes tomar unas horquillas para el pelo y fijarlas, abriéndolas previamente para no maltratar a la planta.

- Propagación: es muy fácil de propagar por esqueje de tallo. Debes realizar un corte diagonal con al menos dos nudos (parte más voluminosa del tallo y desde donde crecen las hojas) luego dejarlo en agua y esperar a que aparezcan al menos 2cm de raíces para poder sembrarlo en sustrato.

- Problemas: me he sobre pasado un par de veces con la humedad. Esto ha producido hongos en unas hojas (manchas negras y amarillas). Lo he resuelto cortando desde la base las hojas afectadas con una tijera previamente esterilizada con alcohol. Por ahora no ha sufrido de ninguna plaga o enfermedad.

- Toxicidad: es tóxica.

Esta ha sido mi experiencia con la Monstera adansonii, definiticamente una planta que recomiendo para principiantes y que pienso que no debe faltar en tu colección.

¿La tienes? ¿Cuál ha sido tu experiencia con ella?


Para cualquier consulta no dudes en contactarme holaplantropica@gmail.com

Suscríbete a la newsletter

* campo obligatorio
/ ( mm / dd )


Comentarios